La importancia que tiene para el futuro de los niños el dominio del inglés hace que padres y profesores tomen muy en cuenta ciertas opciones como pueden ser elegir un colegio bilingüe, disfrutar de las vacaciones en países de habla inglesa, etc.

Sin embargo, muchas veces descuidan la importancia del repaso del día a día, algo que se puede hacer de forma económica y muy divertida. Aprender inglés jugando permite al niño aprender sin darse cuenta, sin tener que acudir a una clase de gramática y sin estudiar para un examen.

Hoy queremos presentaros algunos juegos online con los que los pequeños de la casa podrán practicar su inglés fácilmente.

  1. El clásico juego del ahorcado, pero en inglés. Primero deberás elegir una categoría y luego ya puedes empezar a decir letras. Este juego te permitirá repasar el vocabulario de múltiples categorías, teniendo en cuenta tu nivel de inglés (principiante o intermedio). Puedes acceder a este juego pinchando aquí.
  2. Wordit. Se trata de un juego similar al Scrabble, sólo que juegas solo. Dispones de todas las letras que puedes usar en la pantalla. Deberás crear palabras y formar otras con las letras de las palabras formadas.
  3. Sopa de letras interactiva y en ingles. De entrada deberás elegir el nivel en el que quieres jugar (Easy, médium, hard) y posteriormente encontrar las palabras que aparecen a la derecha. Cuando hayas encontrado la palabra, deberás pasar la flecha por encima y esta cambiará de color. Entonces , a por la siguiente.
  4. Lingu Challenge. Desafía a tus amigos a un duelo de inglés, mientras aprendes gramática, vocabulario, o fonética de forma natural y divertida mientras el juego analiza toda tu actividad. De esta forma aprenderás de tus errores.

¿Conoces más recursos divertidos para aprender inglés? ¡Compártelos con nosotros!